Sociedades comerciales

Las sociedades comerciales están reguladas por normas de derecho privado, derecho público y derecho internacional privado. Dado este complejo entramado normativo, resulta fundamental contar con el adecuado asesoramiento notarial para su creación y apertura.

La creación de una empresa en sociedad comercial supone la unión de dos o más personas físicas o jurídicas para el ejercicio de una actividad comercial organizada, de acuerdo a la ley 16.060.

Se distingue una amplia variedad de empresas societarias: sociedades colectivas, en comandita simple, en comandita por acciones, de capital e industria, de responsabilidad limitada (SRL) y sociedades anónimas (SA).

Todo contrato de sociedad comercial que se realice bajo escritura pública deberá contener los siguientes datos: quiénes son las partes implicadas, cuál es el tipo social adoptado, la denominación, el domicilio, el objeto o actividad que realizará, los aportes, el capital, la forma de distribución de las utilidades, la administración y el plazo de la sociedad.

sociedades comerciales

Somos especialistas en sociedades comerciales, si se encuentra en Uruguay contáctenos ahora.

Tipos de sociedades comerciales

Sociedades Anónimas (SA)

Forman un acuerdo de voluntades entre las partes, en la que estas se obligan a realizar aportes que serán destinados a una actividad económica, así como también a participar en las ganancias y pérdidas generadas.

Las sociedades anónimas pueden ser abiertas, que recurren al ahorro público para la integración o aumento de su capital financiero, cotizan sus acciones en la bolsa o contraen préstamos a través de la emisión pública de valores. En su defecto, pueden ser cerradas.

En el caso de que la sociedad anónima se constituya mediante un acto único, la escritura deberá aportar la siguiente información: naturaleza, monto, condiciones de creación y emisión, entre otras características de las acciones; el plazo, que podrá ser mayor a los 30 años; el sistema de administración, asambleas y control interno. Todos quienes firmen el contrato de constitución se considerarán fundadores.

Sociedades de Zona Franca

Las sociedades de Zona Franca se definen por una amplia lista de ventajas: exención de tributos nacionales creados o a crearse, libertad total en movimiento de divisas, exoneración de impuestos por concepto de entrada o salida de mercaderías, secreto bancario, posibilidad de que sus directores sean extranjeros, exención del personal extranjero de contribuciones a la Seguridad Social y posibilidad ilimitada de repatriación de capitales o envío de divisas al exterior.

Entre sus limitaciones, se destaca que el 75 % de su personal sea uruguayo y la exigencia de la autorización de la Dirección Nacional de Zona Franca.

Sociedades de Hecho

Representan un convenimiento entre los socios, sin que este se haya documentado en escritura pública ni privada. Como nuestro derecho no establece criterios claros para diferenciar las sociedades de hecho de las sociedades irregulares, resulta fundamental que se asesore con un profesional experto en esta materia.

La sociedad de hecho tiene su propia personería jurídica, por lo que dispone de un patrimonio propio. Es con sus bienes que responde a las obligaciones contraídas en su nombre. Esto no descarta la responsabilidad solidaria de sus socios y administradores.

Sociedades Anónimas Simplificadas (SAS)

Constituyen un nuevo tipo de sociedad comercial que se caracteriza por limitar la responsabilidad de sus socios. La personería jurídica y el patrimonio de la sociedad anónima simplificada es independiente al de sus titulares. Este rasgo tiene el beneficio de aislar el riesgo de sus negocios.

Se trata de la elección preferida por los emprendimientos, en la medida en que esta forma jurídica simplifica los trámites de constitución, reduce los costos y flexibiliza la estructura societaria en función de las necesidades de sus empresarios.

Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL)

El capital se divide en cuotas del mismo valor, acumulables e indivisibles, que no podrán representarse mediante títulos negociables. La responsabilidad de cada socio se restringe a la integración de sus cuotas.

El número de socios no puede ser mayor a los cincuenta. Si esto sucediera, la sociedad de responsabilidad limitada deberá transformarse en una sociedad anónima en el plazo de dos años para evitar la disolución.

El contrato de apertura debe aportar la siguiente información: número y monto de cuotas correspondientes a cada socio, el valor asignado a los aportes y los antecedentes justificativos de la tasación, el régimen de administración, representación y fiscalización interna de la sociedad.

Sociedades Cooperativas

Las sociedades cooperativas representan la integración de personas físicas con base en intereses comunes a través de actividades económicas. Su capital es variable y su administración, democrática. Estas sociedades se clasifican según su objetivo en cooperativas de trabajadores y cooperativas de usuarios o consumidores de bienes y/o servicios.

Las cooperativas de trabajadores o productores se organizan en función del trabajo como factor esencial. Su objetivo es asegurar a sus socios un empleo y salario dignos. Se destacan diferentes subtipos de cooperativas de trabajo, como las sociales y las de artistas y servicios conexos.

Respecto a las cooperativas de usuarios o consumidores, se distinguen las cooperativas de consumo, las agrarias, las de vivienda, las de ahorro y crédito, las de seguros y las de garantía recíproca.

Inscripción de empresas en el RUPE

Si le interesa contratar con el Estado, deberá inscribirse en el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE) con el fin de que su información sea registrada y actualizada.

En términos simples, el RUPE es el sistema de información que le permite al Estado gestionar los datos de sus proveedores. Estos incluyen tanto los vigentes, como sus antecedentes en el cumplimiento de contratos.

Puede comenzar la inscripción a través de Internet y luego completarla asistiendo a un punto de atención personalizada.

Para iniciar el proceso, ingrese a este sitio, entre en RUPE y complete el formulario de registro. Recibirá un correo electrónico con su usuario y contraseña. Luego, ingrese a RUPE y proporcione los datos y documentos demandados por el instructivo del sitio web. Finalmente, y para verificar lo ingresado, concurra con la documentación original a uno de los posibles puntos de atención.

Hablemos

Por favor complete el formulario. Nos contactaremos a la brevedad.